Como parte de su política de velar por las necesidades de los empleados, las autoridades de la Dirección General de Migración y Extranjería realizan gestiones a fin de que ellos, ante un problema de salud, puedan tener acceso inmediato a atención prehospitalaria.

En ese sentido, Emergencias Médicas Integrales (EMI) desarrolló un diagnóstico que permitirá determinar la cantidad de empleados que estarían interesados en recibir atención prehospitalaria.

De esta forma Migración trabaja por el bienestar de los empleados, a fin de lograr que, una buena salud, se traduzca en un mejor servicio.