A tempranas horas del día lunes, los empleados de Migración y Extranjería de oficina central se sometieron a las pruebas antidopaje desarrolladas por la Dirección de Toxicología, dependencia del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, en coordinación con el Departamento de Bienestar Laboral de nuestra institución. Las pruebas se ejecutan para detectar y prevenir el uso de drogas y alcohol en los empleados.

 

Según estudios realizados por los expertos en salud, Los problemas derivados del consumo de sustancias adictivas genera en el ámbito laboral, desajustes que afectan negativamente al clima de trabajo, a la salud de las personas y a los objetivos de la organización. Este método de prevención para el consumo de sustancias prohibidas se ejecuta de acuerdo al “Reglamento Interno del Personal de Migración y Extranjería”; en su capítulo XIV “Deberes, derechos y prohibiciones”, del artículo 135, en su numeral “M”.