La Dirección General de Migración y Extranjería a través de la Dirección de Control Migratorio y la Unidad de Verificación Migratoria, realiza constantemente y de forma aleatoria, inspecciones in situ a empresas de diversos rubros que cuentan con personas extranjeras dentro de sus planillas.

Las acciones obedecen a una serie de procedimientos establecidos en la Ley Especial de Migración y de Extranjería, que mandata a la institución migratoria a verificar el estado de los extranjeros dentro del territorio nacional, incluyendo el desempeño en funciones laborales. Esto con el objetivo de garantizar que los patronos cumplan con todas sus obligaciones hacia sus colaboradores.

Por otro lado, es una acción que permite combatir delitos como la trata y tráfico de personas; ilícitos que muchas veces son cometidos bajo falsas promesas y engaños a personas extranjeras que buscan migrar a otros países para contar con mejores oportunidades de desarrollo.