Este día en las instalaciones de la Dirección de Atención al Migrante (DAMI) de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), se inauguró una Oficina de Atención a Víctimas de Desplazamiento y Migración Forzada, con el objetivo de brindar una mayor atención inmediata a estas personas, como parte de los compromisos del Gobierno del Presidente Nayib Bukele; además se aperturarán otras 24 oficinas en diferentes municipios.

Este es un esfuerzo que implica la remodelación y más equipo humano y tecnológico en dichas oficinas, en la cual trabajan en conjunto, Dirección de Atención a Víctimas, del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, La Unión Europea, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y  el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y se está generando una política pública permanente de manera integral en coordinación a estas instituciones.

Además, esta acción viene a sumarse al proceso de recepción y atención a connacionales retornados que desarrollan más de 10 instituciones de Gobierno, las cuales son lideradas por la DGME; de igual forma, se está construyendo un registro nacional que permitirá hacer análisis y mejorar los programas de atención.

Con esta iniciativa el Gobierno Central está dando cumplimiento a la sentencia de la Sala de lo Constitucional dictada en el año 2018, con la recuperación de los territorios asediados por pandillas con el Plan Control Territorial, que ha logrado disminuir la actividad delincuencial, siendo este trimestre el más seguro desde los Acuerdos de Paz.