El Ministerio de Justicia y Seguridad a través de la Dirección General de Migración y Extranjería entregó al ciudadano estadounidense Juan Carlos Quino, de 40 años de edad, al gobierno de los Estados Unidos, reclamado por los delitos de abuso sexual y secuestro.
 
Carlos Quino fue condenado a 4 años de prisión en El Salvador por falsificación de moneda y tras cumplir su pena se ha entregado al gobierno norteamericano para que pague por los delitos que se le requiere en ese país. El sujeto estuvo recluido en el centro Penal de Apanteos, en el departamento de Santa Ana.
 
El proceso de expulsión de esta persona, perfilada como pandillero regional, se realizó en coordinación con la Embajada de los EEUU. Fue entregado al grupo de Marshall, quien lo llevará a los Estados Unidos.