A partir del anuncio realizado por el Presidente de la República, Nayib Bukele, en el cual se confirmó el primer caso de COVID-19, en el territorio nacional los equipos de Migración y Extranjería, la Policía Nacional Civil (PNC) y Fuerza Armada, redoblan esfuerzos para rastrear a las personas identificadas que ingresaron al país por puntos no autorizados.

Las autoridades han efectuado procedimientos coordinadamente a personas que entraron de forma irregular al país con el objetivo de evadir los controles sanitarios, de igual forma serán trasladados a los centros de cuarentena habilitados para determinar su estado de salud y evitando que este virus afecte a más ciudadanos.

Uno de los casos ejecutado por los oficiales migratorios fue un compatriota quien viajo de España, e hizo su ingreso en Guatemala vía aérea y pretendía entrar a nuestro país por la Frontera terrestre de La Hachadura, departamento de Sonsonate, esta persona será sometido inmediatamente a los protocolos de salud para agilizar su aislamiento durante 30 días como medida preventiva del COVID19.

 

En otro caso fue el desarrollado por oficiales migratorios en coordinación con  médicos de la Oficina Sanitaria Internacional (OSI) de la Frontera El Amatillo, departamento de La Unión, quienes atendiendo el ingreso de un grupo de estudiantes salvadoreños de la Universidad El Zamorano en Honduras, quienes ingresaron al territorio acatando los protocolos de salud, todos estos jóvenes fueron trasladados a un centro de cuarentena.

Día con día, el personal de Migración y Extranjería se encuentran vigilando cada paso de nuestras líneas fronterizas por la seguridad de la población.