Como parte de los procedimientos de verificación migratoria que la Dirección General de Migración y Extranjería desarrolla de manera regular; se llevó a cabo una inspección en las oficinas administrativas de la empresa venezolana Alba Petróleos, en la cual se detectaron a 3 colaboradores que desempeñan altos cargos ejecutivos pero que no contaban con los permisos de trabajo respectivos.

La Dirección de Control Migratorio y la Unidad de Verificación Migratoria solicitaron los documentos de viaje y las autorizaciones correspondientes para el desempeño de labores de los ciudadanos venezolanos, en ese momento se identificó que no cumplían con los requisitos para ejercer funciones en territorio salvadoreño.

Debido a esto las autoridades migratorias emitieron una orden para abandonar la Región CA-4 (Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua) en un lapso de 5 días desde su notificación, además de imponer multas tanto a la empresa contratista como a los colaboradores que percibían sueldos entre los $5 mil y $8 mil 500 además del arrendamiento de viviendas en la Residencial Garden Hill ubicada en el municipio de Nuevo Cuscatlán y el suministro de vehículos particulares.

Las expulsiones de extranjeros de territorio salvadoreño obedecen a diversas legislaciones que mandatan su aplicación, entre ellas la Constitución de la República, Ley Especial de Migración y de Extranjería y Ley de Procedimientos Administrativos.

Con estos procedimientos Migración garantiza que las empresas e industrias, nacionales y extranjeras cumplan y respeten las normativas estipuladas para la contratación de personas provenientes de otros países.