El Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, puso fin el pasado martes 5 de septiembre al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

El programa de DACA fue promulgado en 2012 por Obama mediante una orden ejecutiva y gracias a él unos 800.000 jóvenes indocumentados han podido frenar su expulsión del país, obtener un permiso temporal de trabajo y, en algunos estados, una licencia de conducir.