Con el objetivo de establecer e implementar procedimientos interinstitucionales de actuación, eficaces y eficientes para la recepción, protección y atención de niñas, niños y adolescentes, este día las instituciones involucradas en los procesos presentaron el Protocolo de Protección  y Atención  de Niñez y Adolescencia Migrante Salvadoreña.

Este documento es resultado de las coordinaciones realizadas y supervisadas por la Mesa de Coordinación para la Protección y Atención de Niñez y Adolescencia migrante en la que participaron el Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Salud, Dirección General de Migración y Extranjería, Procuraduría General de la República, Policía Nacional Civil, Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia, Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia. Asimismo,  participaron como observadores la Organización Internacional para las Migraciones y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.

El Estado Salvadoreño reconoce a  las niñas, niños y adolescentes migrantes, como titulares de derechos humanos que deben ser respetados y garantizados en cumplimiento a la normativa internacional y nacional vigente.  El protocolo contiene estos principios y disposiciones.

Estas acciones son consecuencia de un proceso evolutivo que se ha generado a partir de la responsabilidad del gobierno del presidente, Salvador Sánchez Cerén, por solventar las necesidades y demandas de este sector, debido a los niveles de vulnerabilidad a los que la niñez y adolescencia puedan enfrentarse durante el tránsito, destino y retorno al país.

Por su parte, el director general de Migración y Extranjería, Héctor Antonio Rodríguez reafirmó el compromiso de contribuir al  trabajo que desarrolla el gobierno en beneficio de la población migrante.

En ese sentido, El Salvador aborda la situación de la niñez y adolescencia en situación de migración, acompañada, no acompañada y/o separada, desde un enfoque integral y de corresponsabilidad, privilegiando el interés superior en cada decisión que emitan las autoridades administrativas o judiciales.

Este documento servirá como instrumento  garante del respeto irrestricto a los derechos humanos para los operadores de todas las instituciones que intervienen en las diferentes fases del proceso de protección y atención, con especial énfasis de los casos de vulnerabilidad de la niñez y adolescencia migrante salvadoreña.

El respeto a los derechos humanos de la persona migrante, independientemente de su condición migratoria, constituye una prioridad para el Estado salvadoreño, tomando como base lo establecido en el Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículos 1 y 2 de la Constitución de la República y Artículo 1 de LEPINA .

Vea nuestra galería de imágenes:
Presentación de Protocolo para la Protección y Atención de la Niñez y Adolescencia Migrante Salvadoreña