Ubicado a 250 kilómetros de San Salvador, se encuentra  el municipio de Meanguera del Golfo en el departamento de La Unión, lugar donde la palabra pandillas y el fenómeno violencia no existen.

La tranquilidad del municipio se combina con la laboriosidad de sus habitantes que en su mayoría se dedican a la pesca artesanal y otras actividades relacionadas al comercio  turístico de la zona.


Debido a la actividad comercial de la Isla, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) instaló a finales del año 2016, una oficina de servicios migratorios en coordinación con la  Autoridad Marítima Portuaria (AMP) para facilitar los procesos migratorios, zarpe y embarque de los navíos que llegaban a la isla.


La habilitación de esta oficina beneficia a más de 4 mil 500 personas que habitualmente debían navegar hasta Puerto La Unión para realizar su control migratorio, viaje que les incurría en gastos de casi $60 dólares diarios , sólo en combustible para los lancheros, sin contar el pago del transporte marítimo de los pobladores.

Por su ubicación la Isla Meanguera del Golfo sirve de conexión para los habitantes de las islas Conchaguita, El Tamarin

do, El Cuco y Playas Negras en El Salvador. Potosí e Isla Chinandenga en Nicaragua; así como la Isla Amapala en Honduras, lo cual incluye el movimiento de mercancías.

Antes para viajar a la isla de Amapala en Honduras, las personas tenían que ir hasta La Unión a tramitar el permiso de la embarcación y realizar el registro migratorio. En lo que va de este año, las autoridades migratorias contabilizan 1 mil 697 registros de entrada y salida.

 

Unidad de Comunicaciones

San Salvador, 02 de mayo de 2018.