Con el compromiso de mejorar la imagen de los recintos fronterizos, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) ejecuta un proyecto de ornamentación, pinta de murales y readecuación de los espacios de atención para los usuarios en las fronteras Anguiatú y Amatillo.

Las mejoras en los puntos fronterizos están contempladas en el plan de trabajo del gobierno salvadoreño que buscan garantizar el paso ágil y fácil de las personas y mercancías.

Actualmente, el gobierno del Presidente Salvador Sánchez se encuentra en la última etapa de los trabajos de construcción del  Puente Anguiatú entre El Salvador y Guatemala, en el cantón El Brujo, caserío Anguiatú, en Metapán, obra que beneficiará a 374 mil 159 personas.

Los trabajos de remodelación se realizan con el apoyo de los reos en fase de confianza del Programa “Yo Cambio”.