Con el fin de garantizarles el libre tránsito a las niñas, niños y adolescentes que transitan por la frontera Perquín, Migración otorgó más de 3,700 Carnés de Tránsito Vecinal Fronterizo. El documento permitirá a la niñez y adolescencia circular libremente entre los municipios de Perquín, Arambala y Nahuaterique.


Las largas distancias en la que habitan estas personas les ha dificultado tramitar el documento válido de viaje (PASAPORTE), o en la mayoría de casos, no cuentan con la facilidad económica para obtenerlo.

Por esa razón, la Dirección General de Migración y Extranjería comprometida en garantizar la seguridad de las personas y realizar un control migratorio más rápido, ordenado y seguro tomó a bien emitir el documento a esta población.

El documento se otorgó de manera gratuita, durante jornadas de carnetización que se realizaron en tres fines de semana consecutivos. La primera del 25 al 27 de agosto en la que se emitieron 966 carnés, mientras que en la segunda jornada comprendida del 1 al 3 de septiembre se otorgaron 1,774, y en la última jornada realizada del 8 al 10 de septiembre se extendieron  963 Carnés de Tránsito Vecinal Fronterizo.

El carné también permitirá a las autoridades migratorias proteger a la niñez y adolescencia de los delitos de trata y tráfico de personas. Asimismo garantizará  un mejor control de las entradas y salidas de las niñas, niños y adolescentes que circulan diariamente por la frontera, y se creará una base de datos con el propósito de registrar y cuantificar a la población que entra y sale de nuestro territorio.

El procedimiento del control migratorio, con este documento establece  la instalación de un quiosco  electrónico, desde el que se realizará el registro migratorio en el que las niñas, niños y adolescentes únicamente deslizarán su carné y éste generará un ticket de  registro del proceso que será verificado por el oficial migratorio en la frontera.

Con la utilización del quiosco las autoridades migratorias también buscan fomentar la educación en materia tecnológica en la niñez y adolescencia de esta parte del territorio salvadoreño, y además modernizar los servicios migratorios hacia la población.


Por otra parte, la DGME tiene contemplado que en una segunda fase del proyecto, se pueda beneficiar a personas con condiciones especiales de vulnerabilidad, y demás personas adultas, de las diferentes fronteras de El Salvador colindantes con Honduras y también con Guatemala con el fin de promover la integración de la zona norte de Centroamérica.


Este proyecto fue financiado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y ejecutado por personal de la Dirección de Control Migratorio de la Dirección General de Migración y Extranjería. Además contó con el apoyo de las alcaldías de Arambala y Perquín, así como del personal de la Comisión de Seguimiento del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ver nuestra galería:

 

Niñez y adolescencia que transita la frontera Perquín ya cuenta con el Carné de Tránsito Vecinal Fronterizo