miércoles 03 de octubre de 2018

 

Fiel al compromiso de dignificar los derechos de las personas migrantes retornadas y atender de manera inmediata sus necesidades básicas, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) gracias a las relaciones con aliados estratégicos, recibió este día una donación de artículos de primera necesidad por parte de la organización internacional World Vision que asciende a $15 mil dólares contenidos en ropa y calzado.

Desde el año 2007, el gobierno asumió la responsabilidad de atender los procesos de recepción de los salvadoreños retornados vía aérea, procedentes de Estados Unidos  por medio de la Dirección de Atención al Migrante , bajo el programa “Bienvenido a Casa”, el cual cuatro años después (2011) se extendió a los retornos terrestres procedentes desde México.

El programa ofrece atención inmediata de acuerdo a las necesidades que cada persona presenta tras su retorno a El Salvador, desde lo más básico como alimentación, necesidades de vestuario, calzado e higiene personal que son proveídas por la institución migratoria.

Hasta el cierre de septiembre de 2018, las autoridades migratorias han atendido a 18 mil 958 personas, 1 mil 952 personas menos que las que se atendieron durante los primeros 9 meses del año 2017.

Actualmente, Migración representa un modelo de atención en la región centroamericana debido al trabajo interinstitucional en el que participan más de 10 instancias del Estado, apoyo de cooperación internacional y sociedad civil para atender a la población migrante retornada y hacerles sentir bienvenidos a casa.

Con el donativo, las autoridades migratorias también logran cubrir las necesidades de la población extranjera en resguardo que se encuentra en el Centro de Atención  Integral para Migrantes (CAIM) ubicado en un edificio anexo al centro de recepción.

Esta es la cuarta ocasión que World Vision contribuye con el gobierno de El Salvador y la población migrante retornada.