Hace más de un año, la difícil tarea de mantener a salvo la partida de nacimiento para realizar el control migratorio, terminó para muchos niños, niñas y adolescentes que  a diario transitan la franja fronteriza en el norte de Perquín en Morazán, gracias al Carné de Tránsito Vecinal Fronterizo, documento que entregaron las autoridades de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) para garantizar un proceso migratorio más ágil, rápido y seguro.

En total, 3 mil 703 niños, niñas y adolescentes fueron beneficiados con este documento que no representó ningún costo económico para sus familias. Con la entrega del documento, las autoridades migratorias garantizan el libre tránsito y control de la población que se moviliza entre Perquín y Arambala en El Salvador y Nahuaterique en Honduras.

Este año, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), visitará la zona nuevamente para carnetizar a las niñas y niños que han nacido durante este período, y también repondrá aquellos documentos que se hayan deteriorado o hayan sido extraviados por los niños. La población que requiera el documento deberá asistir a la Frontera Perquín el sábado 27 de octubre para realizar el proceso de obtención del documento sin ningún costo.

Según registros de la institución la mayor cantidad de niños cruzan la frontera con destino hacia El Salvador para acceder a los servicios de educación, salud y recreación.

 

UNIDAD DE COMUNICACIONES DGME