“Carlitos” es un niño de tres años de edad que sufrió quemaduras en su cuerpo a consecuencia de una explosión en una cohetería en el cantón El Ranchador, en el departamento de Santa Ana.

Luego del incidente “Carlitos” fue trasladado al Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom para recibir la atención necesaria a las quemaduras que según el informe médico fueron de un 80%.  Debido a su diagnóstico las autoridades del centro hospitalario evaluaron tratarlo fuera del país para la intervención sobre su caso.


La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) le brindó el servicio de Pasaporte Domiciliar al menor y a su madre para que salieran del país. Migración extiende este servicio principalmente a niñas, niños y personas adultas mayores que tienen un estado de salud delicado o una condición física que les impide asistir a una sucursal para tramitar el Pasaporte. El servicio de Pasaporte Domiciliar no tiene ningún costo adicional a los $25.00 que  actualmente se cobran por el documento válido de viaje.


Gracias a la rapidez en el trámite, el niño fue trasladado el día de ayer desde el Hospital Bloom hacia el Aeropuerto Internacional de Ilopango con destino al Hospital de Galveston en Texas, centro especialista en quemaduras, con el apoyo de la Fundación Shriner, y su red de hospitales en el mundo. La Fundación también brinda atención a los niños en especialidades de ortopedialesión de la médula espinal,  labio leporino y paladar hendido.

 

 

 

 

UNIDAD DE COMUNICACIONES

SAN SALVADOR, 16 DE MAYO DE 2018