Con el objetivo de realizar un control migratorio más rápido, ordenado y seguro, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) llevó el servicio de carnetización a cientos de niños y niñas que por razones de estudio pasan a diario por la frontera San Cristóbal en el departamento de Santa Ana.

 

Las niñas y niños obtuvieron un Carné de Tránsito Vecinal Fronterizo de forma gratuita, con ello de ahora en adelante, la niñez podrá hacer el registro de control migratorio con sólo presentar el Carné en su paso por la frontera donde un oficial migratorio validará el proceso para cada niña y niño que entra y sale del país.

 

La actividad se realizó en el Centro Escolar San Cristóbal de la Frontera donde acudieron alrededor de 400 padres de familia a realizar el trámite para la obtención del Carné de Tránsito Vecinal Fronterizo que garantiza un control migratorio ordenado y seguro de la niñez y adolescencia que entra y sale a través de esta frontera terrestre.

 

Con este servicio la DGME extiende la cobertura de beneficiar a las diferentes poblaciones que habitan en zonas fronterizas de diferentes puntos de El Salvador ya que anteriormente más de 4 mil niñas, niños y adolescentes obtuvieron un carné para transitar en los municipios de Perquín, Arambala y Nahuaterique en el departamento de Morazán.

 

El carné también permitirá a las autoridades migratorias proteger a la niñez de los delitos de trata y tráfico de personas. Asimismo garantizará  un mejor control de las entradas y salidas de las niñas y niños  que circulan diariamente por la frontera y se creará una base de datos con el propósito de registrar y cuantificar a la población que entra y sale de nuestro territorio.