“Estoy muy satisfecho por la inauguración de este proyecto que beneficia toda la actividad de la frontera tanto del lado de El Salvador como del lado de Guatemala”, declaró el Director de Migración, Héctor Rodríguez  en el acto de inauguración de las mejoras en la infraestructura realizadas en la Frontera La Hachadura del lado de El Salvador y Pedro de Alvarado del lado de Guatemala que contribuyen a las metas planteadas en el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.


Esta modernización se realizó con la finalidad de facilitar el comercio, el control aduanero y migratorio; así como la seguridad y la atención a los usuarios y personas migrantes que hacen uso de estos puntos fronterizos. La Frontera La Hachadura, es el principal punto de movimientos de transporte de carga  por donde ingresan la mayor cantidad de alimentos, frutas y verduras, y otra mercadería que abastece parte del mercado nacional.  Además las cifras de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), indican que durante el 2017 se registraron 110 mil 812 movimientos migratorios de entrada y salida.

La ejecución del proyecto comprendió, la adecuación de un albergue temporal para las niñas, niños y adolescentes no acompañados que son localizados en este punto fronterizo, asimismo se creó un área lúdica y una sección de entrevistas para las niñas, niños y adolescentes no acompañados. En ese contexto,  el titular de la entidad migratoria  expresó que el beneficio que trae la adecuación de espacios para las víctimas de tráfico y trata de personas permite atender en específico a las niñas, niños y adolescentes cuando son víctimas de estos delitos.



En coincidencia, la Embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes también dijo “Es aquí una frontera donde se puede frenar el tráfico de droga, prevenir  que los delincuentes crucen de un país  a otro y detener el tráfico de personas”.


Además, la Embajadora Manes, destacó que “Con estas instalaciones El Salvador y Guatemala están tomando control de las oportunidades que impactan de manera directa a los ciudadanos de estos países para fortalecer los procedimientos aduaneros”.

Las mejoras realizadas  en las dos fronteras incluyen la modernización en el proceso de importación, exportación y paso de mercancías, mediante la implementación de la Tecnología de Identificación de Unidades de Transporte de Radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés).

Además se mejoraron las instalaciones de la delegación de la Policía Nacional Civil (PNC) con presencia en esta frontera, también se instaló aires acondicionados en el área de Migración que beneficia a los usuarios que realizan sus trámites, y al personal de la entidad gubernamental que ejerce su trabajo en función de contribuir a la seguridad pública y desarrollo nacional a través de los procedimientos de derivaciones, localizaciones y restricciones migratorias. 

Este proyecto ronda una inversión aproximada de $3.3 millones de dólares, con una importante aportación de los gobiernos de Guatemala y El Salvador.