Con la finalidad de contar con una normativa que de respuesta  a la realidad migratoria de actualidad, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) presentó ante la Asamblea Legislativa en agosto de 2016, el proyecto de “Ley Especial de Migración y Extranjería”.

Este día los diputados miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores y Salvadoreños en el Exterior, continuaron con el estudio de la ley para que próximamente sea aprobada por el pleno legislativo ya que de momento se han aprobado más del 80% de los artículos que conforman la ley.

Este proyecto engloba las cuatro normativas referentes al tema de: Ley de Migración, Ley de Expedición y Revalidación de Pasaportes, Ley para Residentes Rentistas y la Ley de Extranjería.  Son 433 artículos que constituyen la nueva ley que reemplazaría la legislación que actualmente rige el accionar de la institución y que data desde 1958.


Como principales responsables del tema migratorio, Migración considera que la modernización de la legislación migratoria es importante para ejercer de forma eficiente el control migratorio de nacionales y extranjeros, asimismo, para garantizar la protección de los derechos humanos de la persona migrante y contribuir al desarrollo económico, social y cultural del país.


Además, la implementación de esta nueva ley dará continuidad al desarrollo de proyectos como el Pasaporte Electrónico y Control Biométrico que apuntan a la modernización de los servicios migratorios y a la respuesta por la excelencia en los servicios prestados a los usuarios.

Sólo en el año 2017, se extendieron 224 mil 495 pasaportes a través de las 8 sucursales del territorio nacional, dos de estás sucursales inauguradas el año pasado con motivo de atender la demanda en los departamentos de La Libertad y Usulután.

Por otro lado, los flujos migratorios durante 2017 aumentaron en un 4% comparado al año 2016. Un total de 8 millones 874 mil 436 registros de entrada y salida cuantificados  en las fronteras terrestres y aéreas.

La legislatura también constituye la formación y especialización del personal de la institución para lo cual se creará la Escuela Migratoria a fin de formar y capacitar a los empleados de Migración en áreas de competencia. Además, plantea la creación de la carrera Administrativa Migratoria para dotar a la institución de personal con funciones permanentes.