En el marco del “Plan Quinquenal de Desarrollo” del gobierno de El Salvador bajo la línea prioritaria de proporcionar a cada salvadoreño un empleo productivo generado a través de un modelo de crecimiento económico sostenido; las instituciones del gobierno están obligadas a mermar sus esfuerzos por proporcionar garantías para lograr el objetivo trazado.

Inauguran oficina DGME-AMPRetomando este planteamiento los ministerios de Justicia y Seguridad Pública y Obras Públicas, Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano, a través de sus dependencias, Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y Autoridad Marítima Portuaria (AMP); realizaron la inauguración de una oficina compartida para facilitar los procesos migratorios, zarpe y embarque de los navíos que llegan a la isla de Meanguera del Golfo, La Unión, los cuales contribuirán al progreso económico local.

El evento se llevó a cabo en una plaza próxima al muelle de la isla con vista a la costa, el cual fue presidido por el ministro de obras públicas, Gerson Martínez; el vice ministro de relaciones exteriores, integración y promoción económica, Carlos Castaneda; el director general de la DGME, Héctor Antonio Rodríguez; el director ejecutivo de la AMP, Mario Miranda; el alcalde de La Unión, Ezequiel Milla; el alcalde de Meanguera del Golfo, Luis Dheming Almendárez y el representante del sector pesquero de la isla, Jeivin Yobanis Blanco.

Los directores de las instituciones involucradas en la oficina destacaron en sus discursos las facultades y competencias que su marco de trabajo contempla y por la cual sus delegados se regirán para los procesos operativos que realizarán en la nueva edificación.


El control migratorio que se realizará en la sede se basa en el art. 1 de la ley que norma a la institución donde se establece que es competencia de la DGME la organización y coordinación de los servicios relativos a la entrada y salida de nacionales y extranjeros del territorio de la República.


Inauguran oficina DGME-AMPPor su ubicación, la isla sirve de puente para el paso tanto de personas como mercancías para los habitantes de las islas de Conchaguita, El Tamarindo, El Cuco y Playas Negras en El Salvador; Potosi, Chinandega, en Nicaragua y la isla de Amapala en Honduras.

De esta forma con la habilitación de este recinto se acercarán y facilitarán los servicios migratorios a un aproximado de 4,500 personas que habitualmente debían navegar hasta Puerto La Unión para llevar a cabo los procesos de entrada y salida y posteriormente dirigirse hacia su destino, lo cual implicaba incrementos en sus gastos por el pago del trasporte marítimo.