Resguardar a las niñas, niños y adolescentes no acompañados que son identificados en fronteras es la finalidad de la construcción de estos espacios en las fronteras El Amatillo y La Hachadura.

Con estas instalaciones, las niñas, niños o adolescentes que sean identificados en las fronteras y que estén pasando por una situación de vulnerabilidad permanecerán en resguardo mientras son remitidos a las instituciones de protección a la niñez y adolescencia (ISNA o CONNA) o a los padres responsables.


El proyecto de construcción de áreas lúdicas es un esfuerzo de las diferentes instituciones de gobierno presentes en los diversos puntos fronterizos;  así como de la Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Procuración de Justicia (INL),  y personal de la Comisión Presidencial para Asuntos Fronterizos (COPAF), que enfocadas en proteger a la niñez y adolescencia y dar cumplimiento a los ejes del Plan Quinquenal del Gobierno del Presidente, Salvador Sánchez Cerén trabajan día a día en la ejecución de proyectos que benefician a la población salvadoreña.


En una reunión suscitada, el lunes pasado entre las instituciones partes de este proyecto también se discutió y revisó el manual de uso de las fronteras de nuestro país.