La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), inició este día la primera jornada de carnetización para niñas, niños y adolescentes que transitan la franja fronteriza en Morazán. Es un Carné de Tránsito Vecinal Fronterizo que tiene como objetivo de facilitar el tránsito entre los municipios de Perquín, Arambala y Nahuaterique.

La DGME, comprometida en garantizar la seguridad de las personas y realizar un control migratorio fácil y seguro, otorgará este documento a la niñez y adolescencia. El documento permitirá a las autoridades migratorias proteger a la niñez y adolescencia de los delitos de trata y tráfico de personas.

El evento oficial fue presidido por el Director General de Migración y Extranjería, Hector Rodríguez; la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Karina Sosa; el comisionado presidencial para Asuntos Fronterizos, Carlos Pozo ; el Jefe de Misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras, Jorge Peraza Breedy; así como representantes de los gobiernos locales de Perquín y Arambala.

“Con este proyecto beneficiaremos a más de 3,500 niños, niñas y adolescentes. Nosotros teníamos una deuda como país, una deuda con esta población; pero, como Migración, estamos saldando esta deuda. Carnetizaremos a todos los niños de estos tres municipios para que sus trámites migratorios puedan ser más fáciles”, dijo el titular de Migración, Licenciado Héctor Antonio Rodríguez.

“Celebramos este día ya que aquí no sólo estamos aportando a la optimización de los procesos migratorios sino que también estamos apoyando a la garantía y restitución del derecho a la identidad. Además, con este carné estamos colaborando con el cumplimiento al derecho a la educación y a la salud que tienen estas niñas, niños y adolescentes que cruzan a diario la frontera para acceder a estos servicios”, dijo el Jefe de Misión de la OIM.

Contar con este carné garantizará  un mejor control de las entradas y salidas de las niñas, niños y adolescentes que circulan diariamente por la frontera: se creará una base de datos con el propósito de registrar y cuantificar a la población que entra y sale de nuestro territorio. Además, el carné facilitará el proceso de control migratorio de manera rápida, ordenada y segura entre los dos países.

La primera jornada, que inicia este día, continuará este sábado 26 y domingo  27 de agosto; una segunda jornada se llevará a cabo el 1, 2 y 3 de septiembre; mientras que una tercera jornada será el 8, 9 y 10 de septiembre. Posterior a estas fechas, todas las niñas, niños o adolescentes que requieran el carné, podrán asistir a las oficinas de la DGME en esta frontera para tramitar su carné.

Con la implementación de este procedimiento de control migratorio, también se instalará un quiosco electrónico desde el que se realizará el registro migratorio en el que las niñas, niños y adolescentes: únicamente deslizarán su carné y éste generará un ticket de registro del proceso, el cual será verificado por el oficial migratorio en la frontera.

Con esto, también se fomentará la educación en materia tecnológica en la niñez y adolescencia de esta zona  del territorio salvadoreño; además, modernizar los servicios migratorios hacia la población. El carné es gratuito y obligatorio, en los casos en que los niños, niñas o adolescentes cuenten con el pasaporte, podrá utilizar ambos documentos y  cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 44 de la LEPINA.

Por otra parte la DGME tiene contemplado que en una segunda fase que se pueda beneficiar a personas con condiciones de vulnerabilidad, y demás personas adultas, de las diferentes fronteras de El Salvador colindantes con Honduras y también con Guatemala con el fin de promover la integración de la zona norte de Centroamérica.

En 2015, la OIM desarrolló con fondos propios un censo de población y vivienda en la región fronteriza de Nahuaterique que contribuyó al registro de más de 6 mil personas lo que permitió acercar programas sociales con especial énfasis en salud, educación y vivienda. Con base a la Convención sobre la Nacionalidad y Derechos Adquiridos en las Zonas Delimitadas, en 1998, los gobiernos de El Salvador y Honduras reconocieron que la población de esta región tiene derecho a optar tanto a la nacionalidad salvadoreña como a la hondureña. Asimismo, se les concedió el derecho de propiedad y a la libre circulación a través de la frontera.

Este proyecto de carnetización que desarrolla la Dirección de Control Migratorio de la DGME, se ejecuta en el marco del programa regional Fortaleciendo las capacidades para proteger y asistir a las personas migrantes en condición de vulnerabilidad en Mesoamérica (Programa Mesoamérica); es financiado por el Departamento de los Estados Unidos y ejecutado por la OIM. También, se contó con el apoyo de las alcaldías de Arambala y Perquín, así como del personal de la Comisión de Seguimiento del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ver galería:

Director General inaugura Jornadas de Carnetización para niñez y adolescencia en Perquín