San Salvador, 18 de julio de 2018

 

Los retornos  de personas salvadoreñas vía aérea y terrestre se han reducido en un 16% hasta lo que va del año 2018, un comportamiento distinto a las cifras que registran los otros dos países que junto a El Salvador conforman el Triángulo Norte (Honduras y Guatemala), que presentan un aumento en los retornos, explicó Evelyn Marroquín, Directora General de Migración y Extranjería (DGME).

La titular afirmó que son diversos factores que han incidido para que menos personas decidan migrar entre ellos: la política del Presidente Trump y por otro lado el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, de cooperación e instituciones del Gobierno en materia de prevención e información sobre la migración informada.

No se le dice a las personas que no migren, porque la migración se considera un derecho humano, sino que  se informe acerca de los riesgos sobre la ruta  y las consecuencias de realizar el viaje si lo hace de manera irregular”, argumentó Evelyn Marroquín.

Ana Solórzano, Directora de Atención al Migrante, explica que todas las personas retornadas presentan una condición de vulnerabilidad a consecuencia de los peligros  a los que se vieron expuestos, como los delitos que pueden sufrir en el tránsito, sumando las causas que los motivaron a salir del país, lo que genera un impacto físico y psicológico en las personas retornadas. Solórzano añadió que los factores por los que las personas migran son diversos.

Al llegar el país, la DGME brinda atención inmediata, básica y oportuna según el caso, en un  proceso de recepción en el que trabajan 9 instituciones del Gobierno.

El proceso de recepción permite no solo garantizar la seguridad, sino brindar la atención adecuada a las personas y especialmente las niñas, niños y adolescentes. Este año 1 mil 176 niñas, niños y adolescentes han retornado al país, lo que representa el 9% respecto a la población total (13, 332), el  70% de esta población regresa acompañada y el 30 % retornan solos.

Además, se han identificado 6 casos de padres e hijos separados producto de la política Tolerancia Cero que implementa el Gobierno del Presidente Trump. Esta población es atendida por el Sistema de Protección a la Niñez y Adolescencia (PGR, CONNA e ISNA).

 

UNIDAD DE COMUNICACIONES