El director general de Migración y Extranjería, Héctor Rodríguez junto a autoridades del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA),  World Vision y Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) participaron en un recorrido de inspección en las instalaciones del Centro de Atención a Niñez, Adolescencia y Familia (CANAF), Santa Ana.


La creación de este proyecto se enmarca en el programa de Protección a la Niñez y Adolescencia retornada, con el objetivo fundamental de brindar una atención directa en su entorno familiar y comunitario.


“Como ISNA atendemos de manera inmediata en los centros de acogimiento y se les da seguimiento a los casos de niñas, niños y adolescentes retornados en los que sus derechos han sido violentados durante la travesía para que se reconstruyan nuevamente”, describió la Directora Ejecutiva del ISNA, Elda Tobar. Asimismo, la titular destacó el trabajo que se realiza desde la Dirección de Atención al Migrante en beneficio de las familias retornadas.

Por su parte, el director de Migración y Extranjería reconoció que este tipo de programas contribuye a disminuir el clima y nivel de violencia en el país.

Actualmente en el país hay tres CANAF y próximamente se espera inaugurar  uno en Usulután.  Este proyecto es financiado por la Oficina de Asuntos Humanitarios de la Unión Europea y gestionado por ACNUR en asocio con World Vision.

Vea a continuación nuestra galería:
Autoridades continúan esfuerzos en atención a niñez retornada