Las que con el amanecer, salen a trabajar y brindar un servicio a la población, las que se encuentran a nivel del territorio nacional destacas en las 8 sucursales que brindan servicios migratorios, las que sudan el uniforme atendiendo a los usuarios bajo el imponente sol y altas temperaturas que caracterizan algunos puntos fronterizos del país, y por ellas las que atienden a los salvadoreños que retornan a El Salvador y con su grata sonrisa y trato digno les hacen sentir “Bienvenidos a Casa”.

Por ellas, y por todas las mujeres, vale la pena conmemorar el conocido mundialmente 8M, el “Día Internacional de la Mujer”, y recordar la lucha reivindicativa que lideraron aquellas obreras textiles, un día como hoy en 1908 cuando tomaron la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban.

 

Esa fecha marcó un precedente, a partir del cual se dieron otros acontecimientos importantes que reivindican las luchas sociales de otras mujeres que hasta ofrendaron su vida con el fin de lograr mejores condiciones salariales y el respeto digno a los derechos de la mujer.

Las luchas sociales y reivindicativas a lo largo de la historia han logrado que la mujer hoy en día, tengan derechos, por ejemplo, a emitir el sufragio, por eso cómo olvidar a Prudencia Ayala que logró desafiar al sistema social y político de su tiempo y utilizó como bandera de lucha la desigualdad que existía entre hombres y mujeres.

En la actualidad, muchas mujeres desde sus trincheras son protagonistas de cambios significativos en la sociedad. Mujeres que desde sus privilegiados cargos públicos ejercen y hacen valer los derechos de las demás mujeres.

 

 

Actualmente en la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), laboran 375 mujeres de una población de más de 800 personas. Destacadas en diferentes puestos laborales como jefaturas, coordinadoras y enlaces.

 

A ellas que son hijas, madres, esposas y servidoras públicas. Feliz Día de la Mujer.