Nacionalizaciones

Descargue formularios para realizar trámites de Nacionalizaciones y Naturalizaciones:

El instructivo F-29, está dirigido a personas originarias de GUATEMALA, HONDURAS, NICARAGUA y COSTA RICA, que teniendo su domicilio en El Salvador; manifiesten ante el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, su voluntad de ser salvadoreños, sin que se requiera la renuncia a su nacionalidad de origen, según lo dispuesto en el Art. 90 ord. 3º de la Constitución de la República.

El instructivo F-30, está dirigido a todas las personas extranjeras (excepto los originarios de GUATEMALA, HONDURAS, NICARAGUA y COSTA RICA), que deseen obtener la calidad de salvadoreño por naturalización, según lo dispuesto en el Art. 92 de la Constitución de la República.

El instructivo F-31, está dirigido a los salvadoreños por nacimiento y a los salvadoreños por naturalización, que  desean renunciar a la calidad de salvadoreño, según lo dispuesto en el Art. 91 Inc. 2º de la Constitución de la República.

La calidad de salvadoreño por nacimiento sólo se pierde por renuncia expresa ante la autoridad competente. La calidad de salvadoreño naturalizado se pierde por:

  1. Residir más de dos años consecutivos en el país de origen o por ausencia del territorio de la República por más de 5 años consecutivos, salvo en caso de permiso otorgado conforme a la ley.
  2. Sentencia ejecutoriada, en los casos que determine la ley. Quien pierda así la nacionalidad, no podrá:

Renunciar a su nacionalidad sin haber adquirido otra previamente, o sin estar adquiriendo otra y ese país no permita la doble nacionalidad, para evitar un conflicto negativo de la nacionalidad.

El instructivo F-32, está dirigido a: los salvadoreños, por nacimiento y por naturalización, que deseen recuperar la nacionalidad salvadoreña, por haber renunciado con anterioridad, por pérdida, por haber residido más de dos años consecutivos en el país de origen o por ausencia del territorio de la República por más de 5 años consecutivos, según lo dispuesto en el Art. 91 Inciso 2º de la Constitución de la República.